Noticias de February, 2015

La MET Descubre Guna Yala

Por Elliot Blumberg 25 de Febrero de 2015

Los estudiantes están listos para la aventura a Guna Yala no abierta a turistas y que les cambiará la vida Los estudiantes se llevaron bien con su conductor Guna y hablaron sobre música y fotografía Quisieras tú dormir en estas colchonetas en una carpa en la playa? Los chicos la pasaron duro. El canal dio un reflejo clarito del follaje Los estudiantes desembarcan y se preparan para la caminata--con la ayuda de los guías Guna, por supuesto Los estudiantes cruzaron un puente precario sobre una quebrada Todos cruzan la pista de aterrizaje abandonada--la parte de más calor de toda la caminata. Caminando la cuesta para llegar a Cangandi. Es bastante la inclinación! Unas niñas Guna le ponen trenzas a una estudiante de la MET en Cartí Los habitantes de Cangandí están terminando con la construcción de la casa cultural--un lugar muy agradable para los visitantes quedarse Los estudiantes de la MET ayudaron con la construcción Una niña Guna fascina al público con un baile y una canción sobre la comarca Nathan Gray y el Sahila de Cangandí firman un acuerdo para continuar la sociedad existente que disfruta Earth Train con la comunidad de Cangandí Estudiantes y niños residentes se hicieron amigos a través de juegos y arte Cameron Harnish, miembro del equipo ET les pone a los niños en orden La MET entregó regalos de útiles escolares como una muestra de gracias por el pueblo El polvo de dos meses se quita con tan solo un poquito de trabajo Todo el mundo dibujando en la casa cultural Algunos de los cuadros Después del trabajo, todo el mundo se fue para el río Alguien quiere jugar?? Gracias a todos por un día maravilloso en Cangandí! Después de un día largo, los estudiantes volvieron a la isla para relajarse en la playa en un atardecer inolvidable

El grupo de extranjeros más numeroso jamás visto en Cangandi, visitó este mes este pueblo Guna de tierra firme. Un grupo de más de 40 personas, compuesto por estudiantes y maestros de la MET y personal de Earth Train, dejaron atrás el asfalto para iniciar una caminata por la selva y sumergirse en un día de trabajo agotador, estrechando lazos con los niños Guna a través del arte, dándose un chapuzón reconfortante en el río y que culminó con la renovación del acuerdo oficial de colaboración entre Earth Train y el pueblo y autoridades locales.

Esta visita formó parte de la visita de la Escuela Metropolitana de Panamá a Guna Yala, organizada por Earth Train. El grupo se embarcó en una aventura de 4 días en los que tuvieron la oportunidad de descubrir muchos aspectos de Guna Yala que nunca, o sólo en ocasiones excepcionales, se muestran a los turistas.

Que Guna Yala es hermosa es una realidad irrefutable, pero algunos efectos del cambio climático están haciendo mella en el paisaje y nos recuerdan el impacto que nuestras acciones tienen sobre el medio ambiente. Nos alojamos durante tres noches en Asserdup, una diminuta isla Guna que comienza a mostrar signos de erosión a orillas del mar. La cercana isla de Gardi sufre inundaciones debido al aumento del nivel del mar. Muchas comunidades se enfrentan a una difícil decisión: si deben o no mudarse a tierra firme. Durante las tareas de limpieza de la isla en la que nos alojábamos, los estudiantes debatieron sobre los problemas del cambio climático.

Además de aspectos ambientales y biológicos, los estudiantes también tuvieron oportunidad de presenciar algunos de los aspectos más destacados de la cultura Guna, como la celebración de la Revolución Guna de 1925 o la ceremonia de la pubertad femenina en pleno apogeo, entre otros. Murales de famosos líderes Gunas de la Revolución y pintadas de "¡Viva GUNA YALA!" y "90 años de lucha" inundaban las paredes de los edificios en la isla de Gardi que visitamos. Los niños danzaron al son de flautas y maracas indígenas. Se disfrazaron de policías coloniales en una recreación dramática y extravagante de la opresión cultural y física que los Gunas padecieron, lo que les llevó a la revolución. El grupo también visitó un museo local y aprendió a hacer winni: pulseras tradicionales Gunas de abalorios.

En tierra firme, los estudiantes comprobaron por sí mismos la dificultad de vivir en un área remota. Cangandi está ubicado en lo alto de una loma con unas vistas impresionantes sobre el valle, pero lo que abunda en belleza, escasea en recursos, la falta de agua potable es la ausencia más notable. La manera más sencilla de llegar es en bote por un canal creado durante la ocupación estadounidense hasta un aeropuerto abandonado y luego caminar durante más de una hora cruzando su pista y adentrándose en la selva. Baste decir que la ubicación de la aldea no se presta bien para la importación/exportación. A pesar de todos los inconvenientes logísticos, nos recibieron con todo tipo de agasajos. A la llegada de los estudiantes, la comunidad tenía preparado bastante pescado ahumado y un montón de yuca hervida. Disfrutamos de canciones Gunas y compartimos tiempo con los estudiantes coloreando, armando sillas y preparando las aulas para el inminente año escolar. Al final, los niños se divirtieron en el río, saltando al agua desde la orilla.

Algunas de las preguntas más importantes planteadas en el viaje son demasiado complejas como para responder aquí: como sociedad, ¿qué podemos aprender de los Gunas y viceversa? ¿En qué se diferencian sus vidas de las nuestras? ¿Cómo pueden mejorar los Gunas su calidad de vida sin renunciar a sus raíces indígenas? Los estudiantes reflexionaron sobre esto y mucho más ya que el personal de Earth Train les encomendó la misión de hallar dichas respuestas a lo largo de sus carreras y vidas.

Un Carnaval Diferente

Por Elliot Blumberg 14 de Febrero de 2015

Nathan, Marilyn y Clara observan la flor de heliconia La heliconia da sustancia y albergue a la fauna alrededor Una bromelia tigre estira sus hojas desde el tronco del árbol Una mariposa verde descansa en una hoja Nathan, Marilyn, Luis y Clara descansan arribita del salto del Madroñito Flores de paz brotan de las rocas Setas brotan del lado de un árbol caído Un otro salto da agua tan limpio que se puede tomar

Carnaval: una maravillosa excusa para dejar de trabajar, acercarse al centro de la ciudad, caminar, tomarse una cerveza, bailar y sentir en el pecho el impacto de un chorro de agua lanzado por una manguera de bomberos. Si es padre de familia o le gusta disfrutar de paz y tranquilidad, puede ser el momento ideal para una escapada de unos días hasta que las fiestas y la bulla remitan.

Sea como fuera, seguro que no se sorprenderá de saber que algunos miembros de Earth Train disfrutaron del Carnaval en buena compañía desde el precioso y verde Centro Mamoní. Pudo haber sido ese entorno espectacular, las tonificantes caminatas o el concierto privado de la talentosa panameña Yomira John, pero el caso es que, en los rostros de todos los presentes siempre se dibujaba una sonrisa. Echa un vistazo a algunos de los mejores momentos de nuestra caminata al Madroñito en las siguientes fotos.

Estudiantes de la MET saborean la Naturaleza en Centro Mamoní

Por Elliot Blumberg 7 de Febrero de 2015

La semana pasada, 34 estudiantes de la Metropolitan School of Panama se internaron por la carretera que sale de Las Margaritas y discurre por el escarpado terreno del Valle del Mamoní, para llegar al Centro Mamoní de Earth Train.

Como siempre, el liderazgo y la renovación biocultural guiaban nuestro itinerario. Nuestro recorrido por el valle nos brindó la oportunidad de evaluar las zonas limítrofes entre los áridos potreros y bosques primarios y nos recordó la necesidad de implementar un desarrollo sostenible y de buscar un equilibrio entre nuestra necesidad de producir alimentos y la necesidad global de biodiversidad. Nuestros líderes reprodujeron estas lecciones in situ en distintas caminatas, en las que pudimos apreciar las diferencias entre bosque primario y secundario, nos mostraron varias especies endémicas y nos remarcaron que le tomará más de un siglo al bosque secundario de un lado del filo de la montaña por el que caminábamos alcanzar la diversidad de especies del bosque primario del otro lado.

En nuestro orden de prioridades, la diversión tiene tanta importancia como la conservación. Los estudiantes disfrutaron de un chapuzón en las aguas blancas de la cascada Junglewood, de caminatas a cascadas de aguas cristalinas y de talleres que les confirieron habilidades de liderazgo y de espíritu de trabajo en equipo.

Los estudiantes construyeron domos en estrella y botes con bambú, adquiriendo experiencia de trabajo en equipo y aprendiendo las propiedades de los materiales de construcción naturales. Participaron en el antiguo arte Emberá y Wounaan de pintar el cuerpo utilizando ingredientes de la selva y también aprendieron sobre el sistema agrícola en bucle cerrado del Centro Mamoní. Algunos incluso hornearon y se comieron tartas 100% naturales con ingredientes que se encuentran en la selva.

La próxima semana, los estudiantes de la MET explorarán Guna Yala y aprenderán más acerca de la renovación biocultural en Panamá. ¡Vamos MET!

Brillante colofón a la aventura de Restless Creatives

Por Elliot Blumberg 2 de Febrero de 2015

Durante la última semana de enero, un grupo de creativos inquietos siguieron, acompañaron y, a veces, condujeron a nuestros compañeros de Earth Train en una aventura de 2 días de senderismo y kayak a través del Valle Mamoní a lo largo de la divisoria continental para llegar a Guna Yala y disfrutar de dos noches inolvidables. Nuestros invitados se deleitaron con el esplendor natural que ofrece tanto el Valle Mamoní como Guna Yala.

Para empezar, disfrutamos de un chapuzón en la cascada Junglewood y llevamos a cabo una práctica de trabajo en equipo para quitar un árbol caído que se quedó atascado en el fondo del río, en uno de nuestros lugares de salto favoritos. Mientras Nathan daba clases de kayak a los recién llegados, Líder colgaba hamacas para disfrutar de un momento de descanso previo a la caminata y de llegar a Centro Mamoní.

Cada noche fue amenizada por dos o más músicos creativos: Juanito Pascual y Richie Barshay. Las hermosas melodías que los dedos de Juanito extraían de la guitarra acústica al ritmo que marcaban las manos de Richie con los instrumentos de percusión genuinos creados con materiales de la selva resonaban por el comedor.

Nuestro viaje transcontinental en kayak nos llevó a través de la reserva de Earth Train en el valle y del bosque primario Guna hasta el río Cangandi, para descenderlo en kayak y acampar a orillas del mismo por una noche antes de continuar hacia el pueblo Guna de Cangandi. Tras una sabrosa comida y la presentación a la comunidad en el Onmakked Nega (Casa del Congreso), los expedicionarios se acostaron en sus hamacas (o tiendas de campaña) para un merecido descanso.

A la mañana siguiente, tras una corta caminata por tierra firme, tomamos un bote rumbo al mar Caribe hasta la isla Guna de Asserdup, donde tuvimos tiempo para descansar y relajarnos: snorkel, hamacas y cervezas en la playa.

Como si un viaje transcontinental en kayak no fuera suficiente, la travesía concluyó en el famoso Biomuseo de la ciudad de Panamá, donde Líder encabezó una gira junto a parte del equipo de arquitectos del museo (y ¡participantes de Creativos Inquietos!): Anand Devarajan y Patrick Dillon. El grupo a capella de la Universidad de Princeton, Shere Khan A Capella, cantó con la panameña Yomira John. ¡Saludos y gracias a todos los artistas! En breve, el vídeo.

El viaje nos dejó rostros entusiasmados y nuevas experiencias para nuestros invitados y nuestro propio equipo. Estamos deseando que llegue ya la segunda parte.

Suscríbete a nuestro boletín electrónico