Visita de la Escuela de Ananda

Por Elliot Blumberg 16 de Marzo de 2015

The group hike to the Guna Yala lookout. The girls’s hike to the Madroñito falls. Everyone plays in the water near a fallen tree. Look out below! Snapping photos of a peculiar seed pod. A beetle matches the patterns on one of our hiker’s shoes. The valley provides picturesque photos. We almost missed this walking stick bug! Nature’s spiral Planting in the garden. A couple of chaperones move a boulder to complete Ananda Falls. Ananda students and teachers working hard together to carve out a tier for relaxation. Moving the dirt from point A to point B. Mark and Giuseppe pose with a couple of the Ananda crew. Standing over their creation. (Special thanks to Mark even though he’s not in the photo!) A refreshing dip in the nearby waterfalls after a hard day’s work. Will insect jewelry be the next big thing? Drawing with elementary school students in San José. Kicking around the soccer ball. A San José student smiles as he gets a ‘tattoo’ from an Ananda visitor. A local poses for a shot of her face art. A raptor surveys its domain. Can you identify this bird?

No hay nada más satisfactorio para un miembro de Earth Train que la presencia de estudiantes polifacéticos y respetuosos bajo los techos de penca del Centro Mamoní. Nos entristeció ver como las animadas estudiantes de la Ananda Living Wisdom School tomaban el vuelo de regreso a su comunidad en California.

Durante su estancia con nosotros, las estudiantes experimentaron la atracción de la ciudad de Panamá, caminaron por el bosque tropical en la Reserva Valle del Mamoní, visitaron varias comunidades en el valle y disfrutaron de la costa caribeña en Colón.

Desde Centro Mamoní como base, las ocho estudiantes participantes y las cuatro chaperonas realizaron tres caminatas y visitaron dos comunidades. En San José, entregaron regalos a los estudiantes del pueblo, jugaron al futbol y pintaron. En La Zahina, todo el mundo disfrutó de los kayak en el río. Por supuesto, ninguna visita a la reserva es completa hasta visitar la cascada de Junglewood, donde las chicas nadaron bajo los chorros y tomaron el sol sobre las cálidas rocas.

Más importante aún, el grupo de Ananda hizo gala de una envidiable ética de trabajo. Gracias a su ayuda, y bajo la dirección de Mark Knetsch (miembro de Earth Train), el área recreativa de Centro Mamoní se ve mejor que nunca. Estamos acomodando una zona, escarbada en la colina que hay sobre la piscina, para disponer de una área de descanso con asientos. También estamos construyendo una humilde, aunque preciosa, cascada que recoja las aguas del arroyo y las vierta sobre la piscina. Pudiera no parecer gran cosa todavía, pero saluden a la recien bautizada ¡Cascada de Ananda!

Un millón de gracias a todas las afanosas damas de la Ananda Living Wisdom School. Confiamos en volver a veros a todas (o tal vez a los chicos) de nuevo.

Suscríbete a nuestro boletín electrónico